El tornado devastador del futuro


EL TORNADO DEVASTADOR
DEL FUTURO

Un gran tornado comienza con una tempestad, con un sombrío panorama lluvioso y se genera cuando las condiciones climáticas en un lugar determinado son inestables, inesperadas e inciertas.

Las grandes tempestades que producen tornados, se forman del encuentro que se da entre el frío y seco aire polar, y el aire tropical húmedo que viajan a altas velocidades, empiezan a arremolinarse y forman un embudo, lo que hace que el aire gire cada vez más rápido y genere un área de baja presión que succiona viento y objetos dentro de sí, expulsando a altas velocidades todo lo que se encuentra a su paso y produciendo grandes catástrofes.

Nuestra mente

En nuestra mente ocurre un fenómeno parecido, todo comienza cuando por el afán de encontrar respuestas, muchas veces desesperados de nuestra situación actual, que no es favorable, que es inestable y donde todo se pone sombrío y desolado; emprendemos un viaje, un camino algo confuso, y sin una ruta adecuada hacia ese territorio incierto del futuro.

Nuestra mente
Nuestra mente

Empezamos entonces a combinar corrientes de aire del pasado y pensamientos poco claros del futuro, que en ocasiones rayan con la fantasía, y estos dos se arremolinan en nuestra mente, dan vueltas, y así comienza un proceso de rumiación del pensamiento, donde lo único que hacemos es “masticar” pensamientos sin propósito, y guardarlos para más tarde volverlos a sacar, pero sin darles respuesta, ni fin, ni tomar decisiones frente a ellos. Esto cada vez hace que nuestra mente vaya más rápido y pongamos todas nuestras esperanzas en cosas del futuro para que se resuelvan.

Recuerda que el futuro es incierto y nada de lo que pongamos allí puede ser la respuesta a nuestros problemas del ahora.

Así, esperamos que las cosas cambien, que las personas cambien, que el mundo cambie,  pasa el tiempo y nada de esto ocurre. Me empiezo a poner ansioso, a tener ansiedad anticipatoria y lo único que voy logrando es desesperarme porque los pensamientos se vuelven cada vez más veloces y confusos, luego termino por ser succionado del presente y empiezo a vivir en la incertidumbre, en ese remolino en forma de embudo, esperando que todo lo que está por fuera de mí cambie mi vida, pero eso no va a pasar.

La única persona que es capaz de cambiarte eres tú y al único que tú eres capaz de cambiar es a ti mismo.

El objetivo dentro de la intervención terapéutica es favorecer el aprendizaje, potenciando las habilidades personales para superar dificultades, resolución de conflictos y mejorar la calidad de vida.

Nuestra mente

EL TORNADO DEVASTADOR
DEL FUTURO

Un gran tornado comienza con una tempestad, con un sombrío panorama lluvioso y se genera cuando las condiciones climáticas en un lugar determinado son inestables, inesperadas e inciertas.

Las grandes tempestades que producen tornados, se forman del encuentro que se da entre el frío y seco aire polar, y el aire tropical húmedo que viajan a altas velocidades, empiezan a arremolinarse y forman un embudo, lo que hace que el aire gire cada vez más rápido y genere un área de baja presión que succiona viento y objetos dentro de sí, expulsando a altas velocidades todo lo que se encuentra a su paso y produciendo grandes catástrofes.

Nuestra mente

En nuestra mente ocurre un fenómeno parecido, todo comienza cuando por el afán de encontrar respuestas, muchas veces desesperados de nuestra situación actual, que no es favorable, que es inestable y donde todo se pone sombrío y desolado; emprendemos un viaje, un camino algo confuso, y sin una ruta adecuada hacia ese territorio incierto del futuro.

Nuestra mente

Empezamos entonces a combinar corrientes de aire del pasado y pensamientos poco claros del futuro, que en ocasiones rayan con la fantasía, y estos dos se arremolinan en nuestra mente, dan vueltas, y así comienza un proceso de rumiación del pensamiento, donde lo único que hacemos es “masticar” pensamientos sin propósito, y guardarlos para más tarde volverlos a sacar, pero sin darles respuesta, ni fin, ni tomar decisiones frente a ellos. Esto cada vez hace que nuestra mente vaya más rápido y pongamos todas nuestras esperanzas en cosas del futuro para que se resuelvan.

Nuestra mente

Recuerda que el futuro es incierto y nada de lo que pongamos allí puede ser la respuesta a nuestros problemas del ahora.

Así, esperamos que las cosas cambien, que las personas cambien, que el mundo cambie,  pasa el tiempo y nada de esto ocurre. Me empiezo a poner ansioso, a tener ansiedad anticipatoria y lo único que voy logrando es desesperarme porque los pensamientos se vuelven cada vez más veloces y confusos, luego termino por ser succionado del presente y empiezo a vivir en la incertidumbre, en ese remolino en forma de embudo, esperando que todo lo que está por fuera de mí cambie mi vida, pero eso no va a pasar.

La única persona que es capaz de cambiarte eres tú y al único que tú eres capaz de cambiar es a ti mismo.

El objetivo dentro de la intervención terapéutica es favorecer el aprendizaje, potenciando las habilidades personales para superar dificultades, resolución de conflictos y mejorar la calidad de vida.

Nuestra mente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *